Cómo afrontar la Navidad en tiempo de COVID

Con la pandemia  han cambiado muchas cosas entre ellas cómo vivimos las celebraciones. El problema de las reuniones familiares limitadas dejan fuera de nuestros planes lo establecido en  estas fiestas.

En general las personas tendemos a la b√ļsqueda de lo conocido, hacia las costumbres y en definitiva hacia aquello que controlamos. La sensaci√≥n de control es un estado que nos genera tranquilidad; si bien estar√©is de acuerdo conmigo en que este a√Īo no ha sido precisamente de transcurrir entre lo conocido, las costumbres y el control.

Algunas personas se habr√°n dado cuenta de c√≥mo la inseguridad y la incertidumbre les afectan, mientras que otras, en cambio habr√°n necesitado poner a prueba sus estrategias de adaptaci√≥n ante las distintas situaciones que no depend√≠an de uno mismo y que desconoc√≠an que ten√≠an. Sea cual sea el caso, este at√≠pico a√Īo no nos deja indiferentes y el periodo Navide√Īo no va a ser, desde luego, la excepci√≥n. Este a√Īo no podremos hacer grandes reuniones familiares, no podremos salir de fiesta y sobre todo no podremos abrazar a las personas a las que meses atr√°s abraz√°bamos con naturalidad y generosidad. Esta realidad no elegida nos conectar√° muy probablemente con emociones desagradables como frustraci√≥n, rabia o tristeza que si no gestionamos de manera adecuada pueden convertir estas fechas navide√Īas en d√≠as grises y fr√≠os.

Claves para un equilibrio emocional estas Navidades

Desde el Centro Ohana Psicolog√≠a nos gustar√≠a compartir con vosotros algunas claves importantes para vuestro cuidado y tambi√©n para el de vuestros familiares y amigos durante estas fechas tan se√Īaladas a fin de que todos pod√°is disfrutar y celebrar apreciando lo mejor de cada momento:

¬ŅC√≥mo podemos gestionar las emociones¬† estas Fiestas?

Aceptar nuestras emociones. Todas ellas son legítimas

Al igual que en la anteriores fechas navide√Īas, tambi√©n en √©stas podemos disfrutar de los sentimientos de ilusi√≥n y felicidad, pero es tambi√©n muy probable que, dada la situaci√≥n que vivimos, puedan aparecer otro tipo de emociones como el des√°nimo, la frustraci√≥n, la impotencia e incluso el enfado o la negaci√≥n c√≥mo defensa ,debido a la acumulaci√≥n de hechos, vivencias y noticias desagradables que nos est√° tocando afrontar desde principios de a√Īo y que parece no acabar.

Sin embargo, este tipo de emociones, aunque siempre¬† dentro de unos l√≠mites, son ajustadas dadas las circunstancias. Por tanto, es indispensable que ‚Äúsepamos‚ÄĚ darnos permiso para sentirlas, expresarlas y concederles su espacio, pero procurando no recrearnos de forma excesiva en el malestar.

Aceptar la situación y adaptarnos a ella

El ser humano tiene una gran capacidad para adaptarse a las situaciones nuevas, por lo que si aceptamos que este a√Īo las Navidades van a ser diferentes y logramos ajustarnos las expectativas de lo que podremos y no podremos hacer, entonces aumentar√°n nuestras probabilidades para disfrutar de los buenos momentos.

Para trabajar la aceptaci√≥n no hay que recurrir al autoenga√Īo con mensajes excesivamente positivos que intenten evitar conectarnos con emociones desagradables. Este trabajo de aceptaci√≥n consiste en tratar de mandarnos mensajes realistas, ajustados al contexto que estamos viviendo que, aunque no hemos elegido y tampoco es agradable, s√≠ tenemos la oportunidad de reunirnos con nuestros seres queridos y compartir con ellos nuestro cari√Īo.

A estos mensajes, que en psicolog√≠a denominamos autoinstrucciones, les podemos a√Īadir se√Īales de esperanza de que todo esto pasar√° y de que volveremos a nuestra vida anterior a la pandemia. En definitiva, no idealicemos tiempos pasados y vivamos el presente aprovechando lo que nos ofrece.

Es un buen momento para mejorar nuestro autoconocimiento y valorar nuestras prioridades

Dado el marcado significado que para unos y otros puedan tener estas se√Īaladas fechas sea por el sentimiento de Navidad, o por el cambio de a√Īo, o por ambos, y a√ļn subrayado por la situaci√≥n de alerta sanitaria actual, es oportuno parar para poder llevar a cabo un autorreflexi√≥n.

Un an√°lisis personal, sincero y realista que nos ayude a tomar conciencia de nuestros valores, es decir, de aquello que para cada uno es importante; un an√°lisis que nos estructure lo que ha sucedido a nuestro alrededor, qu√© cosas querr√≠amos que se mantuvieran el pr√≥ximo a√Īo o qu√© otras nos gustar√≠a mejorar; en suma, un an√°lisis que nos haga ser m√°s conscientes del momento vital en el que nos encontramos cada uno de nosotros y nos ayude a tomar el control de nuestras decisiones presentes y venideras de un modo m√°s adecuado.

Comunicarnos con los ni√Īos y aportarles seguridad y tranquilidad

Estamos apreciando en las consultas de Psicolog√≠a en Barajas un aumento del grado de preocupaci√≥n de los ni√Īos en relaci√≥n con el miedo al contagio, lo que suele conllevar un incremento de eso que denominamos ‚Äúmiedos irracionales‚ÄĚ (ya que ellos, los menores no tienen tanta capacidad como los adultos para procesar la informaci√≥n que reciben); as√≠, se pueden gestar conductas compulsivas en actos rutinarios, por ejemplo, en el mantenimiento de la higiene.

Los ni√Īos y ni√Īas pueden estar pasando por una situaci√≥n de malestar producto de su incertidumbre y confusi√≥n por no saber qu√© ocurre. La poblaci√≥n infantil, al igual que la adulta, necesita reducir en la medida de lo posible esa sensaci√≥n de inseguridad y desconcierto, por lo que es responsabilidad de los adultos aclararles con la mayor antelaci√≥n posible lo que sucede y c√≥mo se desarrollar√°n las cosas en los d√≠as venideros, para ellos, d√≠as tan deseados. Es primordial informarles sobre qu√© se espera de ellos (c√≥mo se cuenta con ellos) y garantizarles que sus mayores tienen el control y saben c√≥mo hacer las cosas para que ellos se sientan cuidados y protegidos.

Así mismo, es muy importante otorgarles el espacio necesario para que puedan plantear sus dudas y preocupaciones que con naturalidad  intentaremos resolverles desde la calma.

A lo largo de la historia hemos podido comprobar que el ser humano es capaz de afrontar y superar momentos dif√≠ciles, muy dif√≠ciles y dificil√≠simos, sobre todo si dotamos de sentido a aquello que, dese√°ndolo profundamente, lo posponemos o sacrificamos, como es disfrutar, compartir, o cuidar a los que m√°s queremos para salir de esta situaci√≥n lo antes posible. Aunque sea dif√≠cil ahora, la recompensa que supone el futuro con una vida ‚Äúcomo antes‚ÄĚ es tan anhelada que ‚Äútira‚ÄĚ con fuerza de todos nosotros para alcanzarlo. Hoy m√°s que nunca podemos aprender que como miembros de esta sociedad nos debemos cuidar los unos a los otros.

Si est√°s teniendo dificultades para afrontar este periodo y tienes la sensaci√≥n de que se hace cada d√≠a m√°s cuesta arriba e insoportable, en Ohana contamos con un equipo experto que puede ayudarte a reducir tu malestar y acompa√Īarte a resolver aquellas circunstancias que te lo est√°n generando.

IGUALDAD DE G√ČNERO:

En coherencia con el valor asumido de la igualdad de g√©nero, todas las denominaciones que en este documento hacen referencia a personas y se efect√ļan en g√©nero masculino, cuando no hayan sido sustituidos por t√©rminos gen√©ricos, se entender√°n hechas indistintamente en g√©nero femenino o masculino, seg√ļn el g√©nero de la persona que los desempe√Īe.

¬ŅTe llamamos?
Déjanos tu teléfono y nos pondremos en contacto contigo en el menor tiempo posible
Abrir chat
Hola!
¬ŅEn que podemos ayudarte?