dependencia emocional

Dependencia emocional: claves para identificarla

Seguramente en algún momento de tu vida, te has preguntado qué significa sufrir la dependencia emocional, si tal vez eres dependiente de tu pareja al establecer una relación, o incluso, has podido llegar a plantearte cómo dejar de depender de alguna que otra persona. Actualmente este término lo podemos escuchar con frecuencia a nuestro alrededor, si es que no nos hemos autodenominado así en alguna ocasión.

Sin embargo, puede que no tengamos claro que implica realmente la dependencia emocional y por tanto, puede que en alguna ocasión nos hayamos podido definir como personas dependientes emocionales, cuando en realidad, no lo estamos siendo.

¿Qué significa entonces? Si quieres saber más sobre este aspecto, te animamos a continuar leyendo.

¿Qué es la dependencia emocional?

La dependencia emocional es un patrón psicológico en el que las personas que lo padecen sienten una gran necesidad de permanecer cerca de las personas con las que se relaciona. Aunque hay una tendencia generalizada a pensar que esta necesidad está dirigida hacia la pareja, no es así necesariamente. Una persona puede ser emocionalmente dependiente de amigos, de los padres o madres, o cualquier otra persona con la que mantenga cualquier tipo de relación.

En todas las relaciones tendemos a buscar apoyo emocional y ayuda, pero esta necesidad de atención y afecto llevada al extremo genera en la persona deseos obsesivos de querer ser exclusiva para el otro, así como de ser priorizada en la relación. Esta necesidad promueve la construcción de relaciones no igualitarias lo que se manifiesta en forma de conductas de control, numerosos conflictos y como consecuencia supone un impacto en la relación, así como en otros aspectos de su vida como son la autoestima y el manejo de las emociones, entre otros.

dependencia emocional 2

Síntomas de la dependencia emocional

Algunos de los síntomas para identificar la dependencia emocional son:

  • La persona con dependencia emocional antepone las necesidades de la otra persona por encima de las suyas propias, las cuales pasan a un segundo plano.
  • Esta misma persona, siente que no está a la altura de los demás. Esto se traduce en que todos sus esfuerzos van a estar orientados a la búsqueda constante de aprobación y necesidad de protección y seguridad por parte de los demás. Asimismo, y con respecto a su pareja, tiende a idealizar sus cualidades y a situarlo como alguien superior frente a uno mismo.
  • Tendencia a ceder y a hacer actividades que no sean de su agrado con el fin de complacer al otro.
  • Existencia de un miedo irracional y de gran magnitud al abandono y a la separación.
  • La vida social queda muy reducida, ya que, la persona con dependencia emocional siente la necesidad de priorizar el hecho de estar constantemente con la otra persona, como manera de demostrar su lealtad hacia ella.
  • Estas personas suelen percibir lo que valen en base a cómo les ve la persona de la que dependen
  • Tendencia a asumir responsabilidad en los conflictos sin ser responsables de ello en algunas ocasiones, por miedo a ser abandonados o sustituidos por la otra persona.
  • Una persona con dependencia emocional suele tener relaciones tormentosas y desestabilizadoras para la propia salud mental, basadas en el control, los celos, rupturas constantes…

Claves para gestionar la dependencia emocional

  1. Es importante trabajar tu autoestima. Aspectos como la asertividad o la identificación de necesidades resultan muy necesarias ya que en muchas ocasiones en estas relaciones se suelen ver opacadas por lo que quiere la otra parte.
  2. Trabajar las creencias que tenemos sobre nosotros mismos y las relaciones interpersonales. Es importante profundizar en estos aspectos, ya que, en muchas ocasiones lo que creemos tiene que ver con lo que hemos aprendido en un pasado.
  3. Es importante retomar o mantener el contacto con personas que supongan un apoyo, así como realizar actividades de ocio fuera la relación de dependencia. ¡recuerda que, para mantener un proyecto común, debemos cuidar el nuestro propio!
  4. Comenzar o retomar actividades que puedas realizar tú solo ayuda a mantener nuestra autonomía e independencia.
  5. Comprender que las relaciones se establecen desde la igualdad y el respeto y no desde la lucha de poderes, ya que esto genera malestar a ambas partes.

Trabajar la dependencia emocional es un proceso y no es tarea sencilla, por lo que, si sientes que te encuentras en este punto, no dudes en consultarnos. ¡desde ohana psicología estaremos encantadas de acompañarte en tu proceso!

Igualdad de género

En coherencia con el valor asumido de la igualdad de género, todas las denominaciones que en este documento hacen referencia a personas y se efectúan en género masculino, cuando no hayan sido sustituido por términos genéricos, se entenderán hechas indistintamente según el género de la persona que los desempeñe.

¿Te llamamos?
Déjanos tu teléfono y nos pondremos en contacto contigo en el menor tiempo posible
Abrir chat
Hola!
¿En que podemos ayudarte?